Desmantelamientos: ponle fin a una actividad industrial

Desmantelamiento - Gestión de residuos madrid - Alvarez San Miguel

Desmantelamientos: ponle fin a una actividad industrial

El desmontaje y desmantelamiento de naves industriales es una de las principales actividades de nuestra empresa. Quizás pienses que poner fin a la labor que se realiza en una fábrica es tan sencillo como echar el cierre y no volver a abrir sus puertas. Pero es importante que esa instalación se desmantele de manera adecuada para que su deterioro no afecte al entorno en el que se encuentra. Si te estás en esta situación y necesitas ayuda para poner fin a una actividad industrial, en este post te contamos cómo podemos ayudarte.

Desmantelar una nave industrial

Como te decíamos, cuando una actividad industrial llega a su fin es necesario vaciar y desmantelar la nave en la que se desarrollaba. Se trata de una labor muy compleja y que hay que realizar teniendo en cuenta que:

  • Existen unos protocolos establecidos, especialmente si la nave contiene ciertas sustancias como puede ser amianto u otras sustancias químicas peligrosas.
  • Es necesaria una maquinaria específica para llevar a cabo el desmantelamiento de la nave sin que esto afecte al entorno natural en el que se halla.
  • Extremar las precauciones por los riesgos que conlleva realizar el desmantelamiento de una instalación industrial en la que hay estructuras y maquinaria muy pesadas.
  • Limpiar posteriormente la zona para no dejar restos de la actividad que se desarrollaba en ella antes del desmantelamiento.
  • Gestionar los residuos que se han originado durante este proceso (probablemente la mayoría sea chatarra variada) y que deben ser correctamente retirados y reciclados para su futuro aprovechamiento siempre que sea posible.

Esta es la única vía para que una vez finalice una actividad industrial, el solar en el que se levantaba la nave quede lo más limpio posible y los restos no contaminen ni causen daños en el entorno natural con el paso del tiempo.

Tipos de desmantelamiento

Uno de los puntos anteriormente citados, nos lleva a hablar de dos tipos generales de afrontar un desmantelamiento: con recuperación de materiales y estructuras o sin recuperación de elementos.

En el primer caso solemos estar ante actividades industriales que se trasladan a otro punto y que por lo tanto se intentará recuperar gran parte de lo que hay en la nave para trasladarlo al próximo centro de trabajo. Después de trasladar maquinaria, herramientas, estructuras… que serán utilizadas es cuando se procede a desmantelar el resto.

Por otro lado, el desmantelamiento sin recuperación es un tipo de desmantelamiento en el que no se busca recuperar ni conservar nada, ya sea porque carece de valor, está obsoleto… Aunque en estos casos, seremos las propias empresas encargadas del desmantelamiento las que podemos valorar que es reutilizable o no, y en todo caso, realizar una adecuada gestión de residuos en Madrid.

¿Vas a poner fin a una actividad de producción industrial? Si es así y necesitas una empresa especializada en desmantelamientos, no dudes en llamarnos. En Álvarez San Miguel podemos ayudarte a realizar esta labor de manera segura.

 

No Comments

Post A Comment