Compra de chatarra electrónica

En Recuperaciones Álvarez San Miguel nos dedicamos a la compra de chatarra electrónica porque es uno de los residuos que se generan en el mundo desarrollado que más ha crecido, de tal forma que podamos evitar su peligroso impacto en la salud de las personas y en el medio ambiente, ya que seguimos con rigor la normativa vigente para su correcta gestión puesto que somos una empresa dedicada al reciclaje y la gestión de residuos acreditada por los organismos correspondientes, por eso podemos emitir certificados de nuestro trabajo.

 

Son muchos y muy rápidos los avances que se producen a nivel tecnológico que combinados con el elevado nivel de consumo actual conlleva que se genere una cantidad ingente de residuos electrónicos, ya que estos se quedan desfasados muy rápidamente, lo que está provocando un grave problema en el medio ambiente, ya que contienen componentes peligrosos que perjudican el entorno, por eso en Recuperaciones Álvarez San Miguel queremos poner nuestro granito de arena encargándonos de la compra de chatarra informática para su correcto tratamiento, evitando con ello su dañino efecto en nuestro entorno.

Reparación de turbos en Madrid

Como expertos en la compra de chatarra electrónica te ofrecemos inmejorables condiciones

Si estás buscando una empresa especializada en adquirir chatarra de aparatos eléctricos y electrónicos o RAEE, acude a nuestras instalaciones, ya que te ofrecemos los mejores precios del mercado en la compra de todo tipo de elementos, como torres CPU completas, fuentes de alimentación, placas base, chips, procesadores, memorias RAM, discos duros o cualquier otro componente. Para tu tranquilidad garantizamos la total destrucción de los datos y del hardware.

 

Para vender chatarra en Madrid, en Recuperaciones Álvarez San Miguel contarás con la cobertura que necesitas, ya que nos dedicamos al reciclaje de materiales metálicos, baterías de plomo, catalizadores usados y componentes electrónicos, que compramos a empresas y particulares al mejor precio.