Reciclaje electrónico

El reciclaje electrónico es una tarea tan específica y delicada que no puede sino correr por cuenta de empresas de reconocida solvencia como la nuestra. Es la forma de tener la certeza de que se están respetando todas las leyes y protocolos de actuación correspondientes. Se trate de la compra de catalizadores usados, de baterías de automóvil o de chatarra electrónica somos tu empresa de referencia.

reciclaje electrónico

La compra de baterías usadas ha de ser asumida siempre por personal especialista. Lo decimos porque contienen elementos como el plomo que, manipulados de forma incorrecta, pueden entrañar importantes riesgos no sólo para el medio ambiente, sino también para la salud de las personas.

Premisas básicas del reciclaje electrónico

Confía en nuestra dilatada experiencia al reciclar tus elementos electrónicos. Cuando quieras desechar por ejemplo tu ordenador portátil o tu disco duro no te olvides de que bajo ningún concepto pueden acabar en el cubo de la basura. Has de ponerte en contacto con una empresa como la nuestra para que todo se haga con arreglo a las consabidas medidas de seguridad. En nuestro caso, nos regimos por la normativa en vigor en la Comunidad de Madrid. Un texto que estipula dónde tienen que acabar este tipo de elementos potencialmente peligrosos. Nos haremos cargo también de los metales no ferrosos, es decir, de todo lo que no es hierro.

Nos referimos a cobre, latón, acero, aluminio o del plomo de las baterías de los coches. Nuestra labor es fundamental de cara a proteger el medio ambiente. Reciclando conseguimos un importante ahorro en materias primas pero también en el agua y energía necesarias para producir este tipo de metales desde cero.

Por eso es tan fundamental que profesionales como nosotros nos hagamos cargo de la gestión de estos residuos sea cual sea su cantidad.

Solicita información sin compromiso